La Obra

Queridos amigos:
Finaliza otro año en la Obra de San José lleno de rostros y personas a las que hemos acompañado.
Normalmente las personas en situación de calle son seres invisibles, sin rostro ni identidad. Pasamos al lado de ellos como acostumbrados a verlos, como que forman parte del paisaje de la ciudad, pero si detuviéramos por un minuto la mirada en sus ojos nos daríamos cuenta que detrás de ellos hay una vida que los ha llevado por diferentes motivos a estar en ésta situación.
Ustedes y todos los que formamos la Obra de San José somos parte de una posibilidad de cambio para cada uno de ellos. Acompañando, sosteniendo, escuchando, mirándolos, para que sepan y crean firmemente que pueden y es posible tener una vida distinta.
Por todo esto les queremos dar un gracias enorme por todo el tiempo compartido.
Que ésta Navidad los encuentre en familia para recibir al Niño Jesús en su corazón y que el año próximo volvamos a estar todos juntos con la misma alegría y la misma esperanza.

Feliz Navidad


“… tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; preso, y me vinieron a ver. Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo. Jesús”

(San Mateo 25, 35-40)

Desde 1990, la Obra de San José abre sus puertas todas las mañanas para recibir a más de 160 personas en situación de calle. Desayunos calientes, almuerzos y talleres son algunos de los servicios que brinda.

 

Nos ayudás con tu donación, de forma rápida y segura desde aquí!